STING, JUNTO A SU HIJO INVADEN DE ROCK EL COLISEO DE PUERTO RICO

Fotos por: Fernando Reyes

Reseña: Pete Amador

El 12 de diciembre de 2007 en cantautor británico, Sting inauguró el Coliseo de Puerto Rico con la banda que lo llevo al estrellato en la década de los ochenta, The Police. Así que es solo apropiado que regrese para deleitar la audiencia boricua con su más reciente gira “The 57th and 9th tour”.

Anoche, volvió a hacer historia en lo que fue una presentación repleta de emoción y energía.  Sting comenzó la velada con el clásico 'Synchronicity', tema el cuál inmediatamente obtuvo una reacción eufórica de sus fanáticos boricuas seguido por 'Spirits' , 'In the Material World' y 'Englishman in New York'. Luego de estas canciones Sting aprovecha para darle la bienvenida al público hablando español: preguntado “¿Cómo están San Juan?” y "Buenas noches mi querida gente puertorriqueña, estoy muy feliz de estar aquí". De inmediato procedió a presentar su banda compuesta por el guitarrista Dominic Miller, Josh Freese (batería) y Rufus Miller (guitarra).

Acompañando a la banda también se encontraba el hijo de Sting, Joe Sumner el cual compartió el escenario junto a su padre cantando a dúo los últimos versos de 'Shape of my heart'' e interpretando el tema 'Ashes to Ashes' popularizado la también estrella británica, David Bowie.

La oferta musical de esta presentación fue una balanceada, rica en laureados éxitos, cubriendo todas las facetas del 17 veces ganador de premio Grammy,. Incluyó también en su repertorio algunos de sus más recientes sencillos como 'One fine day” y “I can’t stop thinking about you”. Su más reciente producción discográfica 57th and 9th es un regreso a las raíces de rock de Sting y se puede apreciar al momento de escuchar estos temas en vivo.

En lo que tal vez fue la reacción más fuerte del público en la noche, Sting interpretó 'Roxanne' incluyendo como sorpresa, la favorita de algunos, una versión corta de 'Ain’t no Sunshine' de Bill Withers. Luego de dejar el público pidiendo más, el cantautor regreso a la tarima con su banda para finalizar la noche con los temas 'Next to You', 'Every Breath' y una versión muy emotiva e íntima de 'Fragile'. 

"Buenas noches, nos volveremos a ver", dijo antes de ponerle funto final a su exitoso concierto. Sin duda alguna Sting continua mostrando en lo que es su quinta presentación en la isla que es casi inmortal, interpretando sus clásicos con la misma energía de sus comienzos en la década de los ochenta y mostrando que aún puede producir buen rock presentando sus temas mas recientes.